partitocracia -en artxiboa

La democracia desnuda

Posted in Anarkismoa, Euskal Herria, Gizartea, Politika with tags , , , , , , , on 2011/05/31 by aselluzarraga

Después de un largo paréntesis aquí vuelvo (tal vez para comenzar otro largo paréntesis, quién sabe), otra vez para desnudar a qué llaman democracia.

Hace poco hemos tenido en algunos territorios de Euskal Herriak elecciones municipales y forales. Al margen de legalidades o ilegalidades de partidos, este año a asomado la cabeza un acontecimiento bastante nuevo, el movimiento popular heterogéneo y amplio que hemos conocido como 15M, que comenzando en Madrid ha llegado también a nosotrxs, basado en la indignación contra el sistema, la horizontalidad y la ausencia de ideología. No voy a presentar ahora ese interesante movimiento que está superando todas las fronteras artificiales, sino la dictadura que desde la infancia nos han hecho tragar bajo el nombre de democracia. Para ello, dejando a un lado siglas de partidos, ya que son lo de menos, tomaré dos casos de ejemplo para desnudar lo que sucede en cualquier rincón del mundo donde gobierne la partitocracia: Bizkaia y Bilbao.

En cuanto a la primera, según los datos oficiales, un partido ha logrado el 38,06% de los votos y, de 51 escaños, 22, a cuatro escaños de la mayoría absoluta. Sin embargo, analicemos los números. En Bizkaia en total 921.383 personas han tenido derecho a votar. De ellas, 216.273 han votado a la fuerza ganadora. Eso, empleando matemática simple, significa el 23,64% de quienes tenían derecho de voto, es decir, ni siquiera un cuarto de lxs posibles votantes han optado por el ganador. Aún así, al conformar las Juntas Generales, tomarán el 43,14% de los escaños. Quienes han optado por la abstención, por otro lado, han sido 331.999 personas, osea,  el 36,03% de quienes tenían derecho a votar. Si les sumamos quienes han votado nulo o en blanco, son 351.353, es decir, el 38,33% de lxs posibles votantes, 135.080 personas más que la fuerza ganadora. Está claro que quienes no tienen nada que ver con los partidos, si aplicáramos la ley D’Hont, tendrían mayoría absoluta en las Juntas Generales y a ellxs correspondería formar gobierno.

Lo de Bilbao es aún más grave. Ahí, 277.999 personas han tenido derecho a votar. Ahí nos dicen que un partido ha logrado la mayoría absoluta, obteniendo el 44,96% de los votos. Sin embargo, los votos obtenidos son 74.302, si mis matemáticas no fallan, el 26,73% de quienes tenían derecho de voto. Quienes han optado por la abstención, en cambio, han sido 108.039 personas, el 38,86% de lxs posibles votantes. Como anteriormente, si a ellxs les sumamos quienes han votado nulo o blanco, tenemos 112.72 personas, osea, el 40,55% de quienes tenían derecho a votar. ¿Hace falta explicar más? En Bilbao, llaman MAYORÍA ABSOLUTA a que un partido consiga el apoyo de un cuarto de lxs votantes, y así gobernará dicho partido,  gracias al poder que la partitocracia, invento muy apropiado para algunxs, le ha otorgad, tomando decisiones que afectarán a los otros tres cuartos, también al 40,55% que ha decidido de una manera o de otra dar la espalda a su sistema.

Por supuesto, en tales datos hemos dejado a un lado la población que el sistema no contabiliza, a quienes ni siquiera tienen derecho a votar, a pesar de que a menudo sean quienes más van a sufrir las decisiones tomadas por esas minorías absolutas (lxs inmigrantes, por ejemplo).