grecia -en artxiboa

Gauzak bere lekuan jartzen – Poniendo las cosas en su sitio

Posted in Anarkismoa, Ekonomia, Errepresioa, Gizartea, Komunikabideak, Politika with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on 2010/05/30 by aselluzarraga

Hemen utziko dizuet Greziako anarkistek azken egunotako gertaeren gainean egindako adierazpena, berriz ere Alasbarricadasetik hartuta.

Aquí os dejo la declaración hecha por los anarquistas griegos a tenor de los acontecimientos de los últimos días, nuevamente tomada de Alasbarricadas.

Declaración de Anarquistas griegos sobre la situación en Grecia

La justa sublevación de 120.000 manifestantes, el asalto contra el Parlamento llevado a cabo por decenas de miles de gente enfurecida no tuvo y no pudo tener nada que ver con la banda paraestatal que asesinó a tres personas en un banco de la calle Stadiou e intentó hacer lo mismo, sin éxito, en la librería Ianos.

“Oh cielo, tu imagen de espejo también puede contemplarse en el barro”

Para empezar, queremos dejar claro que nuestra cólera es indescriptible, por la cobarde banda paraestatal responsable del asesinato de tres personas, dos mujeres –una embarazada del cuarto mes, y un hombre que trabajaban en el banco Marfin de la calle Stadiou, así como por la banda de políticos y periodistas que corrieron a asociar la justa sublevación de cientos de miles de personas en Atenas y otras ciudades, con este atroz asesinato.

Pero la verdad no puede eliminarse. Un río airado de manifestantes rodeó el Parlamento y durante horas y horas intentaron invadirlo durante una feroz  batalla con las fuerzas de represión.

Este hecho no puede esconderse o cubrirse ni con las toneladas de barro que los empleados estatales llevados por el pánico, los jefes de partido de cualquier color y la “élite” de directores de “prensa” intentan arrojar. Incluso la reacción al video que ellos, supuestamente, comentaron con sus casi pálidos rostros, es una evidencia irrefutable de lo que realmente pasó durante horas, tanto en las escaleras que conducían al patio del Parlamento, como frente al Soldado Desconocido, o en avenida Amalias, en la zona más amplia de “Sintagma”.

Decenas de miles de manifestantes intentaron romper el cordón de las fuerzas represivas, mientras toda la manifestación no solamente aplaudió este esfuerzo, sino que también apoyó al no moverse del área que estaba completamente inundada de gas lacrimógeno. Gente de todas las edades, con la cara cubierta o no, agitaban la atmósfera con la consigna “Quemad el parlamento, ese burdel”, que era lo que gritaban los labios de los anarquistas hace algunos años. En cuanto a los anarquistas, sí, estaban entre aquellos que transmitieron un atronador mensaje a los oficiales locales del FMI y la UE, y también a sus famosos jefes.

Esto son los Balcanes y no tiene gracia. La gente todavía sabe como luchar para rebelarse, para la revuelta, para sangrar con el objetivo de mantener aunque sea un trocito de esperanza en lo que ellos creen que es justo. El cuello de los disidentes de Grecia ha demostrado ser sensible a la opresión del estado, la recalcitrante actitud de éste alimenta cada insurgencia, cada conflicto social.

Las agencias de noticias internacionales, un vez más, anotan una sublevación en Grecia en un “momento” crucial para los señores de la UE y más allá. Temen que este ardiente mensaje, una vez más, haga correr el fuego a otros terrenos que, gradualmente, arderían en llamas.

Están intentando ponerle una escayola al sur europeo, que parece incapaz de “adaptarse”, para disciplinarlo como sea. Así que, demos la bienvenida a los nuevos planes. Dejémosles claro que el látigo no es suficiente para volvernos pasivos e incapaces de levantar la cabeza. No les dejemos duda ninguna de que los cuentos de hadas y las ideologías de “supervivencia nacional”, “patriotismo”, “emergencia nacional” y algunas otras historias han sido ya desentrañados.

En lo que a nosotros respecta, no hemos olvidado ni un solo momento que tenemos todas las razones del mundo para hincar el cuchillo en hueso tan profundamente como podamos. Hacer todo lo posible para mantener abiertas las heridas de los autoritarios. El fallo es totalmente suyo, nunca tuvimos y nunca tendremos nada que compartir con aquellos que chupan la vida a la gente, que ahora les niegan incluso las migajas que les prometieron ayer. En cuanto a los que aún dudan, los que se quedarán fuera porque el destino que el sistema de dominación y explotación guarda para ellos es ahora peor, no tenemos ninguna otra cosa que hacer sino darles la bienvenida.

Finalmente, reiteramos una vez más que los militantes anarquistas no tienen nada que ver con ningún tipo de banda miserable. Participan en luchas sociales, proponiendo la ética en primer lugar, la autosuficiencia y la abnegación. No intentan obtener provecho económico ni de ningún otro tipo. No llevan la bandera “roba, rompe, toma”. Deploran y no se asocian con nadie que quiera imponerse, de forma revolucionaria o no. Explícitamente ignoran cualquier tipo de “medallas” reclamadas por las supuestamente “iluminadas vanguardias” y dan la espalda, sin dedicar ni un segundo de pensamiento a los “movimientos de mayorías” que, sin embargo, parecen tan pocos y tan pequeños…

El 5 mayo seguramente quedará grabado de la forma más indeleble posible en la historia de las luchas sociales. Queremos creer que el doloroso hecho de asesinar a tres personas será la canción del cisne de aquellos que intentan amarrar las prácticas sociales, promoviendo –desde su posición de cesionario- variadas bandas paraestatales cuyo disfraz no importa.

Por supuesto, “no nos quedamos esperando la ayuda de los dioses, tienes que mover las manos por ti mismo”…

Atenas, 5 de mayo de 2010-05-14
Anarchist’s Coil
www.anarchy.gr www.anarchypress.gr

Advertisements

Indarkeria itsuari buruz – Sobre la violencia ciega

Posted in Anarkismoa with tags , , , , , on 2010/05/23 by aselluzarraga

Alasbarricadas-en argitaratu duten testu honek zer hausnartu eman behar liguke, batez ere mugimendu anarkistaren barruan indarkeriaren “estetika” miresten dutenei. Norantz goaz eta norantz joan nahi genuke?

Este texto publicado en Alasbarricadas tendría que darnos qué pensar, sobre todo a quienes dentro del movimiento anarquista adoran la “estética” de la violencia. ¿Hacia dónde vamos y hacia dónde queremos ir?

[Grecia] ¡Basta ya! opinión sobre la dinámica nihilista

El 5 de mayo vivimos la crónica de tres muertes preanunciadas. Lamentablemente se confirmó la consideración hecha desde hace muchos años que era cuestión de tiempo que sobrevinieran las primeras víctimas de la violencia ciega. Lamentablemente tuvieron que perderse vidas humanas para que fuesen escuchadas y escritas, aunque tímida y vagamente, por parte algunas colectividades del entorno anarquista las primeras alusiones a una crítica a la cultura nihilista de la violencia. Lamentablemente algunos siguen escondiéndose detrás del dedo, señalando a los instigadores y no a los perpetradores y autores, al resultado de la acción del asesinato y no a sus causas. Tengamos el valor y la sinceridad que (tienen que) caracterizar un movimiento revolucionario y libertador y vayamos al grano. ¿Si estuviera comprobado que la muerte de las tres personas era debida a una acción intencionada de ultraderechistas, señalaría esto solamente la actitud -indudablemente criminal e inhumana- de la patronal del banco? Pero, aunque sea así, todo lo que escribimos a continuación tiene por completo el mismo valor.

La tolerancia que una parte del movimiento anarquista ha estado mostrando desde hace mucho tiempo a los partidarios de ataques de violencia ciega es el punto de arranque de cualquier (auto)crítica. Los que durante tantos años actuaban al lado y dentro de nuestras marchas, casi sin molestarse, de la misma monótona, peligrosa, perniciosa y provocadora manera, tendrían que haber sido aislados en vez de ser calificarlos ahora, en buena hora, de un modo genérico e impreciso de ¨provocadores¨ y ¨pandilla¨, sin que estas calificaciones sean acompañadas por algún análisis sobre cómo hemos llegado hasta aquí. Sin embargo, aunque sea tarde, esto puede hacerse ahora y podría funcionar como una catarsis. Durante muchos años, cuando algunos trataban de distanciarse de los fenómenos de la violencia ciega y de la violencia no masiva (armada o no), se ponían al margen, eran afrentados o ultrajados. ¿Pues, no es positivo que se oigan, aunque con retraso, aunque de una manera imprecisa, voces de rechazo de la práctica de la violencia por la violencia? Puede ser que sí, puede ser que no, el tiempo nos lo va a comprobar.

Cuanto más imprecisa y carente de argumentos es nuestra crítica al fenómeno, menos convincente resulta. La mera calificación de ellos de provocadores es deficiente, principalmente por ser demasiado general. Con una condena general como esta, no se va al grano. Así se esquiva contestar a interrogantes como los que siguen, a los cuales tenemos que contestar con claridad y ver los resultados de la prolongada, infructuosa y vana retórica supuestamente revolucionaria y de la aún más vana práctica que surge de ella.

Es sabido que los agentes provocadores pueden actuar no sólo como una miserable pandilla de gamberros ególatras, sino que como una banda paraestatal, si calificamos sus actos sólo desde el punto de vista de sus resultado. ¿Pero nos corresponde una crítica de este tipo? No, porque el discurso revolucionario es racional, transparente, penetrante, y examina las causas de los fenómenos. No, porque ya a estas alturas es necesario que seamos concretos y que obremos de una manera concordante. No, porque una crítica como esta es propia del Poder y de sus simpatizantes. Lanzan una palabra vaga y acaban con el asunto. Pero si realmente se pretende acabar con el tumor de la violencia ciega, tu discurso contra la violencia ciega ha de ser conciso y cosistente. Y tu práctica aún más. Si no, los tardíos y vagos distanciamientos de las ´pandillas´ y de sus actos no convencen. Y sobre todo no contribuyen a la difusión del discurso antiautoritario. Pero aunque dicho discurso no haya sido consecuente a lo largo del tiempo, el cambio de actitud y de ruta, si es sincero, debe acompañarse de argumentos y de vez en cuando de autocrítica, para no caer en el oportunismo.

Las interrogantes de las que estábamos hablando son muchas. Si se trata de una banda paraestatal, ¿entonces por qué no la atacamos en la manifestación? ¿Nos pillaron desprevenidos? Obviamente no, pues esta cuadrilla lleva años actuando de la misma manera. Tampoco se han aflojado tanto nuestros reflejos frente a los paraestatales y policías secretos así como para justificar una inercia semejante. Tal vez se han aflojado los reflejos de algunos frente a semejantes pandillas que están usurpando el nombre de la anarquía y la ideología anarquista para jugar a los héroes a costa y en detrimento nuestro.

¡Dejémonos de bromas y de excusas y de recriminaciones y razonamientos convenientes! Desde hace muchos años que somos testigos de este espectáculo. Una fracción del movimiento ha tolerado durante muchos años a los estúpidos partidarios de la violencia por la violencia, de la quebrazón de vitrinas, confiriéndoles un embalaje ideológico a sus acciones. Los demás o reaccionábamos con movimientos espasmódicos o les tolerábamos o esperábamos que sobreviniera lo inevitable para reaccionar. Entendamos que su estupidez criminal costó vidas. Ya no se puede hablar simplemente de inmadurez y obsesiones ideológicas, se trata de un crimen. Estos son los perpetradores, punto. El movimiento anarquista y en general el movimiento social han pagado muy caro el capricho y el autismo de unos cuantos cobardes y de los que los hayan estado apoyando con su retórica “insurreccionalista”, pensando que la lucha social contra el Estado y el Poder puede ser asumida por unos tipos ¨insurrectos¨, al margen de la sociedad, limitándose a la destrucción de vitrinas o de cualquier cosa que movilice a la Policía para comenzar la guerra a pedradas con ella. La anarquía no tiene nada que ver ni con ellos ni con sus prácticas. Basta de pasos hacia atrás, bastante nos han desacreditado ya. El enfrentamiento será multiforme y masivo. Con objetivos claros y consciente.

Cuando una plaza entera exigía desenfrenada y furiosa ¨que se quemara el burdel del parlamento¨, cuando cientos de miles salieron a la calle para enfrentarse al totalitarismo, cuando se nos está quitando la propia vida, es entonces cuando esta contraviolencia a la violencia del Poder tiene que desprenderse de estos lastres. Sin embargo, a partir de ahora, lo tenemos que demostrar, aunque con retraso, de forma fehaciente. Para comenzar, se puede realizar lo que se transmite de boca en boca: la organización inmediata de una manifestación contra la violencia ciega. Esto funcionará en beneficio de la unión del movimiento, aclarará nuestra opinión ante la sociedad y constituirá, tal vez, el punto de partida para el ajuste de cuentas con el autismo. Gritémoslo alto, y si no se oye, enseñémoslo con hechos. Basta ya.

Komunikabideen konplizitatearen aurrean – Ante la complicidad de los medios

Posted in Anarkismoa, Errepresioa, Komunikabideak with tags , , , , , , , , , , , on 2010/05/16 by aselluzarraga

Honakoa da Greziako irakasleek komunikabideetan (publikoa ei den telebistan) euren ahotsa entzunarazteko egin behar izan dutena. Ezarri nahi diguten errealitateari erantzuteko modu asko dago, honetan bezala, indarkeriarik erabili beharrik gabe (poliziaren indarkeriari aurre egin behar izan bazioten ere).

Esto es lo que lxs profesorxs de Grecia han tenido que hacer para que su voz se escuchara en los medios de comunicación (en una televisión que se supone pública). Hay muchas maneras de responder a la realidad que nos quieren imponer, como en este caso, sin utilizar la violencia (a pesar de que tuvieron que hacer frente a la violencia policial)

Indarkeria zalantzan jarriz – Poniendo en duda el uso de la violencia

Posted in Anarkismoa with tags , , , , , on 2010/05/07 by aselluzarraga

Grezian gertatzen ari denaren harira, Alasbarricadasen argitaratu duten hausnarketa hau oso interesgarria da, ezinbestekoa ez esateagatik. Batzuentzat indarkeria kultura mota baten osagarri bihurtu den garaiotan derrigorrezkoa da horretaz patxadaz pentsatzea. Indarkeria inoiz hautatu ez dugunok berretsi baino ez ditugu egiten gure aukerak.

Al hilo de lo que está sucediendo en Grecia, esta reflexión publicada en Alasbarricadas es muy interesante, por no decir imprescindible. En tiempos en que para algunos la violencia se ha convertido en una forma de cultura es obligatorio pensar sobre ello con calma. Los que nunca hemos elegido esa violencia simplemente confirmamos nuestras opciones.

¿Qué es lo que honestamente tenemos que decir sobre lo ocurrido el miércoles?

Vie, 07/05/2010 – 16:48

¿Qué significa honestamente lo ocurrido el miércoles para el movimiento anarquista/antiautoritario? ¿Cómo nos posicionamos frente a la muerte de estas tres personas, sin importar quién las causó? ¿Dónde nos posicionamos como humanos y como gente en lucha? Nosotros, que no aceptamos que existan los “hechos aislados” (de brutalidad policial o estatal) y que señalamos con el dedo, a diario, la violencia ejercida por el estado y el sustema capitalista. Nosotros, que tenemos el valor de llamar a las cosas por su nombre, nosotros que denunciamos a los que torturan inmigrantes en las comisarías o a los que juegan con nuestras vidas desde oficinas y estudios de televisión. Nosotros, ¿Qué tenemos que decir ahora?

Podríamos escondernos tras el comunicado del Sindicato de Trabajadores Bancarios (OTOE) o las acusaciones de los empleados dela sucursal bancaria[1], o podríamos insistir en que los muertos habían sido obligados a quedarse en un edificio sin protección de incendios, incluso encerrados en él. Podríamos insistir en lo mierda que es Vgenopoulos, el dueño del banco, o en cómo este trágico incidente será usado para desatar una represión sin precedentes. Cualquier que pasase (que se atreviese a pasar) por Exarchia la noche del miércoles ya sabe a lo que nos referimos. Pero no es aquí donde está el tema.

Para nosotros, el punto crucial debe ser que parte de responsabilidad cae en nosotros, en todos nosotros. Todos somos responsables. Sí, tenemos razón al luchar con todas nuestras fuerzas contra las injustas medidas que nos quieren imponer, tenemos razón de dedicar nuestra creatividad y fuerza a crear un mundo mejor. Pero como seres políticos, somos igualmente responsables de todas y cada una de nuestras elecciones políticas, de los medios que utilizamos y de nuestro silencio cada vez que no admitimos nuestras debilidades y nuestros errores. Nosotros, que no engañamos a la gente para conseguir votos, nosotros, que no tenemos ningún interés en explotar a nadie, tenemos la capacidad, en estas circunstancias trágicas, de ser honestos con nosotros mismos y los que nos rodean.

Lo que está experimentando el movimiento anarquista griego en este momento es una especie de entumecimiento total. Porque que hay condiciones que apremian a una dura autocrítica que va a doler. Más allá del horror de que haya muerto gente que estaba “en nuestro lado”, el lado de los trabajadores -trabajadores bajo condiciones extremadamente difíciles, que posiblemente hubieran marchado junto a nosotros si las cosas hubiesen sido distintas en su curro-, más allá de esto, nos enfrentamos también con manifestantes que pusieron en peligro la vida de personas. Incluso si (y esto no es ninguna pregunta) no había intención de matar, esto es un asunto esencial que puede llevar mucha discusión, una discusión sobre los objetivos que nos marcamos y los medios que utilizamos.

El incidente no ocurrió por la noche, en algun acción de sabotaje. Ocurrió durante la mayor manifestación de la historia griega reciente. Y aquí es donde surgen algunas preguntas dolorosas: A nivel global, en una manifestación de 150-200.000 personas, sin precedentes en los últimos años, ¿realmente es necesario algún tipo de violencia “de mayor nivel”? Cuando ves a miles gritando “quema, quema el parlamento” e insultan a los policías, ¿otro banco quemado realmente tiene algo que ofrecer al movimiento?

Cuando el propio movimiento se vuelve masivo, digamos como en diciembre de 2008, ¿qué puede ofrecer una acción si esta acción excede los límites de lo que la sociedad puede asumir (al menos en un momento dado) o si esta acción pone vidas humanas en peligro?

Cuando estamos en la calle, somos uno con la gente que nos rodea, estamos junto a ellos, a su lado, con ellos –esto es, al final del dia, por lo que nos rompemos el culo escribiendo textos y haciendo carteles, y nuestras propias consignas son un parámetro de los muchos que convergen. Ha llegado la hora de hablar francamente sobre la violencia y examinar críticamente una cultura específica de la violencia que se ha desarrollado en los últimos años. Nuestro movimiento no se ha fortalecido por los medios dinámicos que a veces usa sino, más bien por su articulación poítica. Diciembre de 2008 no paso a la historia sólo porque miles se levantaron y lanzaron piedras y molotovs, sino principalmente por sus características sociales y políticas, y su rico legado a este nivel. Por supuesto que respondemos a la violencia que ejercen sobre nosotros, pero aún así debemos hablar sobre nuestras elecciones políticas así como sobre nuestros medios, reconociendo nuestros – y sus- límites.

Cuando hablamos de libertad, significa que en cada momento dudamos de lo que ayer tomábamos por seguro. Que nos atrevemos a ir a por todas, evitando la palabrería política y los clichés, que nos atrevemos a mirar a las cosas a los ojos, como son. Está claro que puesto que no consideramos que la violencia sea un fin en sí misma, no deberíamos permitir que lance ninguna sombra sobre la dimensión política de nuestras acciones. Ni somos asesinos ni santos. Somos parte de un movimiento social, con nuestras debilidades y nuestros errores. Hoy, en vez de sentirnos más fuertes tras una manifestación tan enorme nos sentimos entumecidos, por decir algo. Por sí mismo esto lo dice todo. Debemos convertir esta trágica experiencia en una introspección  e inspirarnos los unos a los otros, ya que al final del día, todos actuamos según nuestra consciencia. Y desarrollar de esta consciencia colectiva es lo que está en juego.

[1] http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/13939

Argentinako 5 atxilotuen alde – Por los 5 detenidos en Argentina

Posted in Anarkismoa, Errepresioa with tags , , , , , , on 2010/05/07 by aselluzarraga

Alasbarricadasen argitaratutako testua kopiatuko dizuet, Argentinan atxilotutako bost anarkistekin bat eginez. Leku guztietan gero eta handiagoa da anarkismoaren aurkako errepresioa, ez dirudi kasualitate hutsa.

Concentracion por los 5 detenidos en Argentina en solidaridad con Giannis Dimitrakis

Vie, 07/05/2010 – 18:55

Hoy dia 7 de mayo se realizo una concentracion en la embajada de Argentina, en Atenas, en solidaridad con los cinco detenidos. La presencia policial que impidio el acercamiento al edificio, fue muy fuerte en proporcion con el numero de concentrados. Se repartieron textos en griego y castellano para difundir los acontencimientos. Por su libertad inmediata.

LIBERTAD A LOS CINCO COMPANEROS ANARQUISTAS DE BUENOS AIRES QUE FUERON DETENIDOS DURANTE EL ACTO DE SOLIDARIDAD CON EL ANARQUISTA GRIEGO GIANNI DIMITRAKIS

El Martes, 27 de abril, día de solidaridad internacional con el anarquista Giannis Dimitrakis, un día antes del juicio de la revisión de su condena, un grupo de compañeros anarquistas en Buenos Aires se movilizo frente a  la embajada de Grecia para solidarizarse con este. Mientras se desarrollaba la actividad,  salieron de la embajada policías vestidos de civil, moviendo de manera amenazante sus armas, atacaron a los compañeros golpeándoles y finalmente detuvieron a cinco compañeros (tres compañeros y dos compañeras), una de las cuales tuvo que ser trasladada al hospital por los severos golpes recibidos en la cabeza.

Después de su detención la policía entro en las casas de los compañeros, dentro de una parafernalia de “irregularidades” jurídicas,  mientras el juez Claudio Bonádio, conocido por su política de tolerancia cero, les atribuyo acusaciones  por daños, lesiones, atentado, resistencia a la autoridad y prepotencia ideológica.

En particular, el cargo de la prepotencia ideológica, que ese mismo juez ha impuesto a otros compañeros en lucha en casos anteriores, es el lado oscuro de la ley antiterrorista, una ley que criminaliza a todos los que se escapan del juego democrático y del sistema. Ese cargo en concreto se refiere a la existencia de una organización que intenta imponer sus ideas con fuerza. Nada podría estar más alejado del contenido y los objetivos reales de la lucha anarquista revolucionaria.

En este momento los cinco compañeros están en prisión preventiva  esperando la decisión final del juez.

Nosotros  por nuestro lado saludamos a los compañeros que, desde la otra punta del mundo eligieron mostrar su solidaridad activa a nuestro compañero aquí secuestrado, arriesgando su libertad y demostrando una vez más que la solidaridad entre los insurrectos y la lucha contra el poder, no se limita por fronteras, naciones, ni idiomas.

Miles de kilómetros, montanas y océanos, fronteras y muros yacen entre nosotros, pero nuestras historias se encuentran en el seno de la guerra social. Tanto allá, como aquí, el estado compuesto por la mafia local de la elite política y económica corrupta, se enriquece a costa de los miles de oprimidos junto con las bancos ladrones  y los jefes que chupan hasta la última gota de nuestra sangre. Tanto allá, como aquí  estamos siendo cobayas de su sistema en quiebra y presa en las garras de los halcones del terrorismo internacional económico del FMI y el capital, mientras en las calles los cerdos uniformados asesinan, en las salas los jueces imponen leyes antiterroristas y penas aniquiladoras y en las pantallas los tele-caníbales difaman y criminalizan a gente que lucha.

Tanto allá, como aquí almas insurrectas optan por caminar los senderos de la ruptura con lo existente y luchar contra el poder que produce miseria y sumisión.

“pero nosotros aguantamos y aguantaremos el timón de nuestra Argo, en nuestra búsqueda insistente por el vellocino de oro  de nuestros sueños, con toda la llama y la valentía de nuestra juventud”

Severino di Giovanni (1901-1931) anarquista que vivió y luchó en argentina

LIBERTAD IMEDIATA  PARA LOS  CINCO COMPANEROS SECUESTRADOS DEL ESTADO ARGENTINO.