Aclarando la desinformación de la campaña del 20N


Se acerca un nuevo ciclo electoral y nuevamente son muchas las dudas, informaciones y desinformaciones que se leen y se escuchan sobre lo que significa cada opción: voto a partidos concretos, voto en blanco, voto nulo o abstención.
Desde el punto de vista que se viene planteando de un deseable cambio, en sus distintas vertientes, y entendiendo que en ningún caso se quiere promover el predominio de lo que nos ha traído hasta la situación actual, se han escuchado voces proponiendo, aclarando o matizando las siguientes opciones, en las que nos centraremos:

1. Votar a partidos pequeños.
2. Votar en blanco.
3. Votar nulo.
4. Abstenerse.

Vamos a intentar analizar lo más objetivamente y desde un punto de vista práctico, de significación, y no doctrinario, lo que supone cada uno. Para ello, previamente hay que conocer cómo se contabilizan los votos a la hora de repartir escaños.

El número total de escaños del Congreso (lo mismo sirve para Senado, Juntas Generales, Ayuntamientos…) se reparte al 100% entre todos los partidos, independientemente del índice de participación, es decir, no se dejan escaños vacíos. El voto, en el sistema parlamentario, es la parcela de poder individual que cada persona puede decidir delegar en el sistema de representación, o reservarse para sí no ejerciéndolo. Los votos nulos no se contabilizan, de modo que el reparto de escaños se hace solamente entre el número total de votos legalmente emitidos (votos a partidos con candidatura legal + votos en blanco). A partir del número de votos legalmente emitidos, se determina el número necesario para obtener un escaño. Los votos en blanco y los votos a formaciones políticas que no alcancen el número mínimo para lograr un escaño, se reparten según el sistema D’Hont, que beneficia a las fuerzar más votadas, en especial a la ganadora. Es lo que aritméticamente suele permitir que un partido alcance la mayoría absoluta sin necesidad de lograr el 50% de los votos legalmente emitidos. La alta participación supone que, para conseguir un escaño, el número de votos necesarios sea más alto. La baja participación, por el contrario, reduce el número de votos necesarios para conseguir un escaño.

Veamos ahora esas opciones a la luz de dicha información.

1. Votar a partidos pequeños: Esta opción, partiendo de la premisa inicial de que se desea cambiar la situación actual, supone que se acepta el sistema de representación en sus distintos niveles, que se desea ser representado por alguien, pero que se quiere evitar el bipartidismo o el control de la política por parte de las formaciones habitualmente representadas. En ese sentido, puede ser útil siempre que el partido a que votemos alcance el número suficiente de votos. En caso contrario, como se ha visto más arriba, el sistema D’Hont entregará esos votos mayormente a la fuerza ganadora, aumentando su ventaja.

2. Votar en blanco: Esta opción supone que nos da igual quién gobierne pero que deseamos que alguien lo haga, o que ninguno nos convence. En la práctica es, literalmente, entregar un cheque en blanco al ganador. Aumenta el índice de participación, encareciendo por tanto el escaño (los partidos pequeños tendrán más difícil lograr un espacio en el reparto de la tarta), y por el sistema D’Hont se suman mayormente al partido ganador.

3. Votar nulo: Esta opción supone que se es contrario a todas las fuerzas políticas presentadas, pero que se desea participar del sistema electoral. Es una forma de protesta o de castigo contra el funcionamiento del sistema, sin cuestionarlo en su conjunto. Al igual que la abstención, al no ser contabilizado como voto válidamente emitido, abarata el escaño, dejando mayores opciones a los partidos pequeños para conseguir representación.

4. Abstenerse: Esta opción supone que la persona no se hace partícipe del sistema electoral y parlamentario en su conjunto. Es una forma de deslegitimar al proceso en sí, sea cual sea su resultado. Al igual que en el caso del voto nulo, su efecto sobre el resultado es que se abarata el escaño, al reducir la proporción de voto legalmente emitido, haciendo más fácil a los partidos pequeños la obtención de representación. La diferencia entre ambos es el nivel de legitimidad que se quiera reconocer al sistema de representación.

En el caso concreto de Bizkaia, se reparten en total 8 escaños (se redujeron desde 9, debido a la reducción demográfica del territorio). A mayor participación, cada uno de esos 8 escaños exigirá mayor cantidad de votos, y a menor participación, menor cantidad de votos. En 2011 se presentan 11 candidaturas. Esto significa que, en el caso más disputado imaginable, 8 de ellas lograrían representación, un escaño cada una. En las últimas elecciones de 2008 se presentaron por Bizkaia 21 partidos, y esos escaños se repartieron entre tres: PSE-EE (4), PNV (3) y PP (1). Los votos en blanco y los votos recibidos por formaciones políticas que no alcancen el mínimo (que oscilará, como se ha dicho, en función de la mayor o menor participación), se sumarán aportando más o menos escaños a los partidos políticos que se disputen el triunfo en el territorio. Sólo los votos nulos y las abstenciones no serán sumadas a ninguna candidatura, pero tendrán la incidencia indicada sobre el conjunto.

Ahora la elección es tuya, en función del efecto que desees, lo que te mueva y lo que tu conciencia te dicte. Nadie puede decidir ni actuar por ti. Sólo tú puedes interpretar lo que en ti vive. El 20-N, y todos los días de tu vida, piensa, decide y actúa con libertad, responsabilidad y solidaridad. Infórmate y fórmate, participa, colabora y sé.
En cuanto al vídeo de Anonymous sobre la #OP 20N que circula por la red, cabe aclarar lo siguiente:

Aunque está muy bonito y dice unas cuantas verdades, comete errores y curiosos olvidos que dan mucho que pensar. Para empezar, la Constitución y la paz social no se aprobaron tanto por las maniobras de la derecha, como dice explícitamente el vídeo, como por el generoso aporte de las izquierdas: PSOE, PCE y sindicatos UGT y CCOO. Ese conglomerado político-sindical allanó el camino, participó activamente en la redacción, y obtuvo jugosos premios por ser buenos chicos. A la hora de presentar a los malos de la peli, insistentemente habla de 4: PSOE, PP, CiU y PNV, dejando en un oculto “otros” a la tercera fuerza en votos a nivel estatal: IU, tan participe como las demás en las políticas actuales y que tantas veces ha actuado por “responsabilidad” política en favor de la “estabilidad” (su estabilidad, no la nuestra). A la hora de la propuesta, el análisis es tendencioso y engañoso por lo siguiente (y conmino a alguien a que me dé datos de lo contrario): el voto en blanco y la abstención se plantean como parte del mismo resultado. ¡FALSO! El voto en blanco, efectivamente, favorece a los partidos mayoritarios, ya ke es voto computable y, por tanto, al entrar en el % de voto legalmente emitido, hace que se necesiten mayor número de votos por cada escaño, fortaleciendo al ganador (se asigna proporcionalmente entre los partidos que obtienen representación, yendo casi íntegramente a la fuerza ganadora, igual que los votos a PARTIDOS PEQUEÑOS que no obtienen representación, algo que también se silencia en el vídeo). La ABSTENCION, por el contrario, tiene el mismo efecto, a efectos de conteo, que el voto NULO. El voto NULO no se cuenta como voto legalmente emitido, y produce el MISMO efecto práctico que la abstención: al haber menos porcentaje de voto legalmente emitido (votos a partidos legalmente presentados y votos en BLANCO), el número de votos necesario para lograr un escaño es menor, perjudicando EN AMBOS CASOS (abstención y nulo) a los partidos MAYORITARIOS y dando más posibilidades a los pequeños. Sin embargo, al ser el voto NULO, después de todo, un voto, está expresando su acuerdo con el acto de votar, de delegar el poder individual en quien sea que gane las elecciones. El mensaje real es el siguiente: NO ME GUSTA NINGUNO, PERO ASUMO ESTE SISTEMA Y POR TANTO RESPETO EL RESULTADO. El mensaje de la ABSTENCIÓN, teniendo la misma incidencia “práctica” que el NULO, es bien distinto: NO PARTICIPO DE ESTE SISTEMA QUE OS HABEIS CREADO Y ME RESERVO MI PODER DE ACCIÓN Y DECISIÓN, NO RECONOCIENDO EL RESULTADO DE LAS URNAS, PUESTO QUE NO LO HAGO MÍO.

Si lxs autores del vídeo de Anonymous quisieran lo que dicen querer (cambiar el sistema, y no socorrerlo o retocarlo), habrían hecho un llamado masivo a la ABSTENCIÓN. Reconocen que una abstención masiva sería lo más efectivo para invalidar el sistema, pero se apresuran a descartarlo por supuestamente imposible. Para desvalorizar dicha opción utilizan, como coartada, el discurso que previsiblemente utilizarán los partidos políticos y los medios de desinformación masiva, como si fuera eso lo que debemos tomar en consideración y no fueran capaces de realizar un discurso igual de descalificativo y manipulativo sobre las otras opciones, invisibilizándolas si así les conviniera o interpretándolas desde sus propios intereses. ¿No seria más factible una demostración de la invalidez del sistema si, en lugar de dispersar la opción entre partidos minoritarios (entre lineas se ve claramente a qué partido “minoritario” apuntan) y voto nulo, se concentraran en una sola opción, no votar? Por algún motivo que no se confiesa eso da miedo a unxs cuantxs y debe alertarnos sobre la maniobra que algunos sectores participantes en el 15M llevan gestando desde sus comienzos: una maniobra para atraer abstencionistas y dirigir su descontento hacia algún partido “minoritario”, sin citar su nombre para que no huela demasiado, no vaya a ser que se trate de la tercera fuerza en número de votos a nivel estatal. Como Drácula se alimenta de sangre y sin ella lo unico que le queda es reposar en su ataúd, los partidos políticos, TODOS, y sus miembros, se alimentan de votos, y sin ellos… no hace falta decir qué les quedaría, ¿no? El vídeo, con su interés en las verdades de la parte central, es una hábil manipulación en lo que a la forma falseada de contar la historia al comienzo y de plantear las opciones al final se refiere. ¡Ojito!

Advertisements

11 Erantzun to “Aclarando la desinformación de la campaña del 20N”

  1. Saludos compañero, somos Anonymous y dado que haces mención de #Op20N creemos que era necesario contestarte.

    En primer lugar debemos decir que hubo un gran trabajo y dedicación a investigar las actuales leyes y procesos electorales. Es posible que nos hayamos dejado algo en el tintero por las prisas, pero aun así defendemos nuestro trabajo.

    No era nuestra intención mostrar el voto en blanco y la abstención “como parte del mismo resultado”, ya que somos conscientes de que son dos cosas muy diferentes. A nuestro entender, el voto en blanco entra a contar en el sistema de reparto pero no expresa preferencia política. Por otra parte, el voto nulo (algo en lo que usted se equivoca) es un voto emitido pero no valido. Esto significa que no participa en el sistema de reparto ni tampoco expresa una preferencia política, pero que a diferencia de la abstención; es posible cuantificar un rechazo a las actuales vías de participación democrática (dado que la abstención no se puede desagregar en porcentajes de: abstencionismo político, errores censales o desinterés).

    En segundo lugar, debe entender la linea de trabajo que seguimos para elaborar esta Operación. Como bien sabrás Anonymous y otros colectivos en la redse han declarado frontalmente en contra de la Ley Sinde (una ley que será implementada en cuestión de días). Para mostrar ese descontento con la manipulación ejercida tanto por interéses privados norteamericanos (vease Wikileaks), como por la clase política española; surgió la campaña de #nolesvotes. Esta llamaba a retirar el voto al bipartidismo y a los partidos nacionalistas que apoyaron la Ley Sinde. Anonymous, pues, a seguida esa tónica pero extendiéndola al voto nulo como un mecanismo de ‘abstención activa’.
    Le invitamos a reflexionar sobre el hecho de que no hay una interpretación universal sobre la abstención y el voto nulo cuando dice que si quisiéramos cambiar el sistema deberiamos llamar a una abstención masiva (p. ej: “la abstencion activa [nulo] […] plantea problemas tales como la validez de los actuales cauces de participación democrática en las sociedades de nuestros días y, en particular, de los partidos políticos en cuanto tales y como la idoneidad de los sistemas de garantías de las minorías frente a las mayorías y de los sistemas de control del poder político, y pone de relieve algunas graves disfuncionalidades democráticas, por ejemplo, la denominada partitocracia” >> http://www.ucm.es/info/eurotheo/diccionario/A/abstencionactiva.htm ).
    Al mismo tiempo que sindicatos combativos como la CNT llaman a la abstención ( http://www.cnt.es/noticias/la-clase-trabajadora-no-vota-%C2%A1se-organiza-y-lucha-0 ) tambien lo hacen movimientos de mucha más dudosa agenda como pueda ser el MCRC ( http://www.kaosenlared.net/noticia/15m-como-mcrc-consiguio-infiltrarse-coaptar-ruta-este-marcha-popular-i ). Por ende, sabemos que la abstención es tambien un derecho y que puede tener importantes interpretaciones políticas, más aun si la legislación española contemplase invalidar las elecciones por una baja participación. Si ese fuese el caso, puede que este Estado no se encontrase en la situación en la que esta.

    Por ultimo, si que es cierto que alomejor más de uno quisiera incluir a IU dentro de esa ‘lista negra’ (y lo mismo podríamos decir de UPyD). Pero entendemos que estos partidos (o al menos IU) pretenden acometer una reforma del sistema electoral y se declaran en contra de la Ley Sinde entre otras. De momento, eso se merece nuestro respeto a menos de que no cumplan con sus promesas.

    Ya nos despedimos, no sin antes decir que cuando se acusa a Anonymous de manipulación, puedes estar acusando a cualquiera pues Anonymous somos todos, Anonymous es Legión.

    PS: El video es tan solo una parte de la operación, si visitas la web http://op20n.tumblr.com/info verá también que hemos incluido dos análisis del sistema electoral del movimiento 15M y estamos abiertos a nuevas participaciones para difundir el pensamiento crítico.

  2. aselluzarraga Says:

    Solo brevemente, agredeciendo que os hayais tomado el interes y el tiempo en contestar. quisiera saber dónde me he equivocado al hablar del voto nulo. No sé en dónde digo que el voto nulo sea algo distinto a un voto emitido pero no válido. Digo eso y algo más, que a la hora de contabilizar los votos de cara calcular el número necesario para que una formación política consiga un escaño, el voto nulo no se considera voto legalmente emitido y no entra, por tanto, en esa contabilidad, teniendo el mismo efecto práctico, a esos efectos, que la abstención. Eso es totalmente correcto, de modo que no sé dónde veis la incorrección. El voto nulo adolece igualmente de defectos, ya que en él se suman votos no válidos por muy distintos motivos, no solo votos voluntariamente nulos, por lo cual son igual de difícilmente interpretables. Me tocó en su día, gracias a esta democracia que nos obliga a participar incluso a quienes nos negamos a ello, bajo la amenaza de multa, entre otras, ser presidente de mesa, y conozco lo que es necesario para que un voto sea considerado nulo. Entre, igual que la abstención, dentro de lo interpretable.

    Puesto que mi interés no es un perfeccionamiento del sistema electoral ni, por tanto, de la ley que lo rige, a diferencia de lo que parece interesar a Anonymous (algo curioso, que un ente tan horizontal, sin líderes ni caras visibles, tenga un discurso tan homogéneo en este tema). Si algo como la Ley de Sinde (contra la cual he participado, por cierto) o la Ley Electoral es suficiente para validar o invalidar partidos, considero aún más simplista el discurso y la propuesta. Soy personalmente contrario a toda ley, todas están igualmente escritas por parásitos profesionales, técnicos y funcionarios que viven del sistema, impuestas verticalmente, sin la más mínima posibilidad de participación popular y consenso, redactadas de forma que hasta para interpretarlas haga falta la labor parasitaria de los “expertos”.

    Hay, desde luego, una parte de razón al afirmar que la abstención puede ser interpretada como desidia. Del mismo modo puede ser interpretado el voto a cualquier partido, si no ocultamos que una gran parte, por no decir mayoría, de quienes votan, lo hacen por pura inercia y que el acto de votar es producto de un adoctrinamiento que se nos inculca desde los aparatos del Estado, empezando por la escuela, que nos trasmite la idea de que democracia significa votar. Por lo tanto, la crítica a una parte de la masa abstencionista es aplicable a cualquier otra práctica relacionada con el circo electoral.

    Lo triste, a mi parecer, es que este llamado anti-abstencionista de Anonymous llega en el momento en el que más fácil resultaría demostrar que abstención activa es lo opuesto a desidia y pasotismo, cuando miles de personas han comenzado a reunirse asambleariamente en las plazas, a ejercer la política sin esperar a los profesionales, a manifestarse, a contestar al sistema, a salir, en definitiva, del aislamiento y la apatía habituales. Este clima de contestación amplio negaría de por sí cualquier intento de hacer pasar una abstención masiva por pasotismo, y en caso de que tal cosa intentaran los partídos políticos y sus medios de desinformación, nuestro trabajo sería contestar en la calle dicha interpretación, no colaborar a alimentar su discurso. Opino que sólo dando totalmente la espalda al Estado (que, por si lo olvidamos, ya que llevan tiempo intentando que así sea, es, ante todo una mega-empresa militar-policial) y sus instituciones podemos construir algo desde abajo, algo que realmente teman los de arriba, algo que ha estado durante siglos en las culturas de nuestros pueblos y que las formas estatales de poder han ido ahogando hasta casi extinguir. Pienso que es una oportunidad perdida por parte de Anonymous y que el efecto que está teniendo es dar nuevo aliento a un sistema moribundo en su momento de mayor desprestigio, introduciendo la idea, por dos siglos demostrada falsa, de que votar puede transformar el modelo social, más allá de algunos parcheos. El llamado, por cierto, corre el riesgo de quedar, tras las elecciones, totalmente diluido en una cantidad que apenás tendrá repercusión de votos a formaciones que no lograrán representación, y por tanto, alimentarán las mayorías de ese bipartidismo -ilusorio en lo práctico- que se desea combatir.

    ¿Por qué llevarán tantos años gastando tanto dinero en campañas estatales para convencer a la gente de que votar es un deber y una responsabilidad ciudadana?

    Termino agradeciendo de nuevo que permanezcan abiertos a la controversia y a la existencia de análisis distintos. Quizá, opiniones como ésta que modestamente he hecho a título particular, os sirvan de aporte para medir el efecto real que vuestra campaña puede terminar teniendo, más allá de las buenas intenciones que pueda tener.

  3. Looping Says:

    Yo solo dejaré una reflexión para los abtencionistas. Os respeto pero no lo entiendo. Yo tambien estoy asqueado pero:

    Si no cambias este mierda sistema con su juego como lo cambiarás de verdad a escala nacional? Salir a las barricadas no es una opción. Ya ha muerto demasiada gente en nombre de cambiar las cosas y con la abstención es como acabaría. Si la gente se abstiene masivamente. El gobierno seguirá diciendo que son legitimas las elecciones. Entonces que? Que toda la gente salga a la calle y se líe gorda? No creo que sea el camino.

    Para cambiar el sistema de representación por uno de representación directa o cualquier otro sistema primero tienes que cambiar al gobierno actual para SACAR a toda la mierda(que es muchísima. Casi todos los partidos que tienen actualmente representación han colaborado para llegar donde estamos) y con la abstención se ha demostrado durante 30 años que no sirve para nada.

    Otras cosas que oigo: Votando estas legitimando el sistema. Y absteniendote estas seguro que no lo estás legitimando también? Igual a escala de un pueblo puedes conseguir deslegitimarlo pero a nivel nacional estas dejando simplemente que ganen los que te han impuesto este sistema.

    Hay que meter presión por todos los frentes e Ir a votar sigue siendo un frente válido para demostrar tu descontento. Peor sería ni poder hacer este acto cada cuatro años aunque sea una falsa.

    Por ultimo. Meter a todos los partidos en el mismo saco es decir lo mismo que todos los “grupos X” son iguales.

    Hay mucha gente que no ha podido demostrar nada porque no están financiados por los poderes (mercados y demás) para poder hacer sus campañas y comprar medios para así comerle la cabeza a la gente. No sabemos si se puede hacer mejor y hay algunos de ellos que abogan por una representación directa. Pero claro… solo existe el PP y PSOE y fuera de eso no hay más opción. Como van a seguir ganando siempre,mejor abstenerte….

    No entiendo la abstención pero lo respeto y los abstencionistas. no entienden a los votantes. Por ende, nunca va a haber una abstención de un 80% ni de lejos. Conclusión personal: con la abstención no hay forma de cambiar este sismtema rancio y caduco. Votando, aunque sea muy dificil, hay alguna opción aunque sea remota de intentar cambiarlo.

  4. aselluzarraga Says:

    ¿Cuantos años se lleva practicando el voto a escala mundial? ¿Cuándo ha cambiado algo votar? Efectivamente, no casi todos, TODOS los partidos representados son artifices de la situación actual. ¿Qué debiera hacernos pensar que otros partidos van a actuar distinto? Votar es engañarse. Es increíble lo actual que sigue siendo el libro de La Boetie, el “Discurso de la servidumbre voluntaria”. Hace ya casi 5 siglos que lo veía claro: para acabar con el tirano no hace falta luchar, seria suficiente no hacer nada que vaya contra nosotrxs mismxs y no darle apoyo.

    La situacion se puede cambiar, tal vez sin acudir a las barricadas, aunque si fuera necesario, no veo por que no. Los Estados siguen asesinando a diario (las tropas de Afganistan no anda por ahi repartiendo flores), la paz no existe hoy, solo que una parte de los muertos nos pillan lejos de casa. Mientras sigamos sus reglas, ¿que necesidad van a tener de cambiar por propia voluntad un negocio que les va tan bien?

    Si empezamos a auto-organizarnos (y el momento es propicio, habiendose creado ya tantas asambleas), a utilizar nuestras propias herramientas, no para actuar mirando al poder, sino mirandonos a nosotrxs mismxs, de espaldas a ellos, a decidir en nuestras asambleas que necesitamos consumir, organizarnos para producir aquello que realmente necesitamos, coordinarnos con otras asambleas para abastecernos de aquello que nos falte, basados en el apoyo mutuo y no en la competencia; si aprendemos conjuntamente a autogestionar nuestra salud, a cuidarnos lxs unxs a lxs otrxs, a cuidar y educar en comunidad a nuestrxs hijxs, a dar un espacio util al saber de nuestrxs ancianxs…; en definitiva, si hacemos innecesario el asistencialismo estatal y salimos de las garras del mercado y de los bancos, podemos hacer caer el sistema sin sangre, salvo que el propio Estado decida usar su violencia para pararnos los pies.

    Eso no nos lo va a dar ningun partido. Quienes abogamos por la abstencion activa no hablamos simplemente de no votar; ese es un acto simbolico, sin ningun valor practico, que quiza pueda hacer sentir a la gente falsamente participe de un engranaje que en la practica no cuenta con ella para nada; hablamos de tomar una conciencia activa diaria que vaya mucho mas alla, que nos mantenga haciendo politica, no viendola por la tv, todos los dias en nuestros entornos.

    La abstencion, a diferencia del voto, no pretende por si misma cambiar nada. Cuando algunxs decis que la abstencion se ha probado años y nada ha cambiado, utilizais vuestra propia logica de votar esperando resultados inmediatos, logica en la cual no vivimos quienes nos abstenemos. No esperamos que la abstencion por si misma cambie nada, intentamos cambiar lo que esta en nuestra mano todos los dias del año. El dia de las elecciones para nosotros es una parte mas, una escenificacion del barniz participativo que se da esta dictadura para mejor controlarnos. No nos importa demasiado quien gane, porque perder, perdemos todxs nosotrxs. En ese sistema, como se ve al dia siguiente del circo, todos los partidos ganan. Y no es pura demagogia, realmente todos ganan, porque todos viven de chupar del bote, de nuestros votos, de lo que nos roban via impuestos. Es un dato que existan paises en los que votar es obligatorio y te multen en caso de no hacerlo. Si creyeran que votar podia realmente cambiar las cosas, por el contrario, estaria prohibido.

    Cuando dices que solo existen PP y PSOE, esa retorica del bipartidismo agitada ultimamente por aquellos que desean subir un peldaño mas en el sistema, te equivocas. Estudia las distintas legislaturas y veras la influencia que tienen otros partidos que no son el PP y PSOE. ¿Que sucede en alcaldias en las que llegan a gobernar juntos, por ejemplo, IU y PP? ¿Cuantas leyes han sido aprobadas los ultimos 15 años gracias al concurso de esas formaciones que no se nombran y que no son ni PP ni PSOE? Si siguieras las sesiones parlamentarias seguramente te llevarias enormes sorpresas sobre ese supuesto “bipartidismo”. En Italia, por cierto, no existe tal, a veces tienen enormes problemas para formar gobierno (mira la situacion actual) y… ¿que hay de distinto en ese pais?

    Lo cierto es que el abstencionismo suele rondar el 30% (que, curiosamente, es mas de lo que suelen sacar los partidos que ganan las elecciones), cifra muy baja. Teniamos una oportunidad de probar lo que no se ha probado aun: cifras de abstencion que rondaran o superaran el 50%. Se podia haber experimentado, obligar a gobernar con un sistema ampliamente deslegitimado y contestarlo en la calle con movilizaciones continuas, mientras seguimos organizando una democracia directa en las asambleas, ajena a los parlamentarismos. Pero por alguna razon se ha preferido hacer un llamado a dividir las fuerzas, a diluirlas en una doble opcion ambigua: votar a “otros” (¿cuantos son esos “otros”, 50 formaciones distintas, la mayoria puramente testimoniales, otras como la falange, o UPyD, que no es muy distinta…?) o votar nulo. Si al menos se hubiera concentrado en una opcion, votar nulo, lo entenderia. Pero esto es un desproposito.

    A mi, al menos, no me interesa socorrer al decrepito sistema parlamentario ni al franquista Estado del bienestar (te chocara quiza, pero investiga un poco los origenes del Estado del bienestar en Alemania, Italia y España y… ¡sorpresa! nada tienen que ver con obras o conquistas de la “izquierda”).

    En cualquier caso, toma tu decision consciente e informadamente, como insto a hacer en el texto, sin dejarte engañas por nadie. Mi intencio principal es sacar a la luz lo que de manipulacion y falseamiento veo para que la gente pueda optar informadamente. Bastante nos manipulan desde bebes a traves de las escuelas privadas y estatales y a traves de todas las artimañas publicitarias y propagandisticas del Estado-capital.

  5. Vale, muy bien ¿ pero me quieres decir que la abstención impediria que el PP ganase por mayoria ? Porque a mi lo que me interesa es el resultado inmediato con el cual tendremos que cargar…y lo demás, mientras tanto ,es utopía para mi…Porque,en contra de lo que suele decirse, el PP no es lo mismo que el Psoe y ya lo vereis. El PSOE, PARA HACERME ENTENDER, NO ACTUÓ CON EL 15 M COMO CON LOS CONTROLADORES AÉREOS…PERO ESPERD Y VEREIS LO QUE ES EL PP….
    QUIEN AVISA NO ES TRAIDOR

  6. aselluzarraga Says:

    La abstencion activa no pretende impedir o promover mayorias, da la espalda a esa logica y al sistema que alimenta. La represion es consustancial al Estado y va a estar siempre, en mayor o menor intensidad. La cuestion es organizarse para cambiar las cosas desde abajo en la medida que se pueda.
    En Euskal Herria no se ha apagado el recuerdo del GAL ni hemos olvidado quien lo creo y dirigio. Tampoco quien se encargo de reformar y “perfeccionar” los servicios de inteligencia, de crear enormes fondos “reservados” para tales servicios…
    Las mayores reconversiones y los mayores recortes sociales de la historia partitocratica que nos ha tocado vivir tambien han solido correr a cargo de la “izquierda”, mientras han aumentado el saqueo a la clase asalariada via impuestos y Seguridad Social, cuyas cuotas jamas bajan, aunque los servicios se reduzcan. No es, en ningun caso, mi vision la reivindicacion de mas Estado y mas servicios estatales (que no publicos).
    Desde luego, a quien piensa como tu no va dirigido el mensaje de este articulo, supongo que tu conciencia te pide votar al PSOE. Es tu opcion, no la mia. La respeto, pero obviamente no la comparto.

  7. aselluzarraga Says:

    21 de noviembre, la mayoría absoluta más aplastante de la historia del PP con una legitimidad del 71% de participación (68% en su anterior mayoría absoluta) y un 1,29% de votos nulos (0,68% en su anterior mayoría absoluta). ¿Dónde está ahora el efecto de la Operación 20N? ¿Dónde está la inteligencia de su llamado? Quizá en haber conseguido una participación mayor y por tanto reforzar la legitimidad de la victoria del PP.

    Ayer escuchaba insistentemente hablar de la “alta participación” y su importancia a esos títeres sonrientes (salvo los del PSOE, todos los demás eran de alguna manera “ganadores”, aunque realmente la segunda opción más elegida después del PP fuera la abstención, opción de 9.710.775 personas) pero… a nadie escuché ni por un segundo hablar de la cantidad de voto nulo, ni del efecto del llamado a votar partidos “pequeños”…, salvo que el efecto deseado por algunas mentes pensantes de la maniobra citada fuera el que me ronda por la cabeza desde que esto comenzó, en cuyo caso habrían tenido mucho éxito en su estrategia no confesada: reflotar a una IU que podría recuperar cierto protagonismo, si no fuera porque de poco le van a servir sus 11 escaños frente al rodillo del PP, salvo para incrementar sus ingresos económicos particulares; y lanzar al ultra-nacionalismo español más furibundo, UPyD, como opción a tomar en cuenta en la tarea pendiente en la “construcción de España” de aplastar los nacionalismos anti-coloniales y diluir sus identidades en la “gran” nación española. Curiosamente, esas dos formaciones que quien me contestó en nombre de Anonymous más arriba dice “respetar”, por sus tan trascendentales posturas: desear una reforma electoral (es decir, perfeccionar el sistema de dictaduta partitocrática de forma que a ellos les toque más tarta en el reparto), y ser contrarios a la Ley de Sinde.

    Ahora cabe reflexionar: ¿qué datos han pasado sin mayor pena ni gloria y sin llegar ni siquiera a lo “anecdótico”? ¿Realmente creemos que estaríamos en el mismo escenario si el PP hubiera conseguido la misma mayoría absoluta con una abstención, digamos, del 40-50%? ¿La movilización que va a ser necesaria en las calles para hacer frente a lo que se viene tendría la misma capacidad deslegitimadora de la acción del gobierno en ese escenario que la que ahora pueda llegar a tener? Creo que una vez más se confirma que los llamados desesperados a participar, como sea, pero participar, sólo tienen un objetivo, muy distinto del que predican: perpetuar el sistema actual y asegurar los privilegios intocables de algunxs avispadxs. En esta ocasión, amplios sectores de la llamada “indignación” le han hecho inmejorablemente los deberes a la dictadura parlamentaria, en un momento en que existía una oportunidad sin precedentes de encauzar esa energía de las plazas hacia una negación rotunda del sistema en sí mismo. Que cada cual apechugue ahora con lo que le toque de responsabilidad en esta oportunidad perdida a conciencia.

    • Beste anonymous bat Says:

      Kaixo Asel,
      Se te olvida comentar que gracias al sistema D´Hont la mayoría absoluta en escaños es conseguida sin la mayoría absoluta de los votos.
      Como hablas de la indignación, en sus orígenes no era (ni creo que lo es ahora) una corriente para cambiar el sistema, sino que denuncia que el sistema NO funciona por los vicios adquiridos por los políticos, por su dejación/manipulación de los estados por parte de grandes entes (grandes bancos, fondos de capital riesgo, multinacionales…) que ejercen gran poder y consiguen soblegar (a base de dinero o amenaza) a quien se le ponga por delante.
      Lo que gente de Anonymous en el estado Español ha realizado es una apuesta por el movimiento de #No les votes, cogiendo como suyas las reivindicaciones de dicho colectivo, como comentas Anonymous es una organización horizontal sin líderes, y cada miembro es libre de apoyar o no la causa que presentan en el colectivo otros miembros. Un hecho curioso, es que ya en las elecciones del 15-M lo que se nos acercaban para hablar eran miembros de juventudes de izquierda (jóvenes de IU quejosos con D´hont, jóvenes del Psoe desilusionados, incluso jóvenes de Sortu luego Bildu pidiendo colaboración). Nosotros no somos una organización política, y solo tenemos un hilo común que es la libertad de información, por ello el 15-M como sabes bien si seguiste la Ley sinde que fué su germen y descubrir que dentro del bipartidismo da igual quien gobierne que “obedeceran” a otros amos supranacionales.
      El abstencionismo tienes razón que sería una pataleta, pero después que? No veo claro que ofreceis (dado que vosotros si teneis tintes políticos).
      Ondo izan,
      Otro Anonymous
      PD: Estoy de acuerdo contigo que dentro del grupo de #No les votes hay mucha gente de IU, dado que en principio era no votar a los que habían votado a favor de la Ley Sinde, y cuando PNV y CIU se negaron a estar a favor se quitaron de la Web, para después “misteriosamente” aparecer” sin más explicación.

  8. aselluzarraga Says:

    Kaixo,
    Creo que no se me olvida y de hecho lo comento en el articulo: “Los votos en blanco y los votos a formaciones políticas que no alcancen el número mínimo para lograr un escaño, se reparten según el sistema D’Hont, que beneficia a las fuerzar más votadas, en especial a la ganadora. Es lo que aritméticamente suele permitir que un partido alcance la mayoría absoluta sin necesidad de lograr el 50% de los votos legalmente emitidos”, algo que de otra manera ya analice aqui: https://gorribeltzean.wordpress.com/2011/05/31/la-democracia-desnuda/
    Precisamente, el que la llamada “indignacion” nazca con una vision tan conformista y reformista, que piense aun infantilmente que el problema esta en las personas concretas que ocupan los cargos de poder en el sistema, y no que es el propio sistema de dominacion y sometimiento en si mismo, tomando la forma legal y el sistema electoral que se prefiera, me preocupa por lo limitado de su analisis, aunque entiendo que sea asi, despues de tantos años de lavado de cerebro. El camino para comenzar a mirar algo mas alla de las palabras vacias que acostumbran a vendernos puede ser, efectivamente, largo. Por eso hago uso de mi libertad de expresion y conciencia para intentar llevar mas alla la reflexion tan limitada de una buena parte de la “indignacion”. Entiendo, efectivamente, que si la llamada crisis no hubiera empezado a tocar los bolsillos de una sociedad acostumbrada a contentarse con el estomago lleno sin reflexionar sobre como, con que y a costa de quienes se puede dar el lujo de llenarselo, mucha de esa gente hubiera seguido tranquila en sus casas ajena a la autodestruccion a la que nos lleva ese sistema y a su corrpucion intrinseca e inevitable, que es un todo mas alla, mucho mas alla, que unas simples leyes o un simple sistema electoral. Por eso mismo me aparece importante, ahora que mucha gente antes complaciente ha decidido “indignarse”, que sus reflexiones puedan superar ese grado de preocupacion meramente egotista que busca una reedicion del penoso Estado de bienestar, obra, no de las luchas obreras, como algunxs pretenden hacer creer hoy en dia, sino de los fascismos mas sangrientos sufridos en Europa.
    Creo un analisis totalmente ingenuo el pensar que el Estado ha dejado de ejercer sus funciones cediendo ante entes ajenos a el, como esos intangibles mercados, los bancos, etc. Los Estados siguen siendo, y nunca lo dejaran de ser mientras existan, los impulsores maximos del capitalismo, que utilizan y dirigen segun los intereses de Estado. El capitalismo ha sido, en esta era, la herramienta que esa oligarquia organizada como Estado ha visto como mas funcional a sus intereses, y por eso le lleva dando el empuje tan enorme, cada vez mas decidido, desde el s. XVIII. Me preocupa que al apuntar a los presuntos “culpables” se deje misteriosamente excluido al aparato militar y su industria, que absorve ingentes cantidades de capital, recursos, tecnologia (la mayor parte de la teconologia civil proviene de la investigacion y la industria militar, que recibe la parte del leon en muchas formas directas e indirectas)… y es quien realmente sigue en este siglo XXI llevando el timon. El Estado es una estructura dedicada en exclusiva a la dominacion absoluta de todo el capital economico y humano de un territorio, basandose en la coercion y la amenaza constante y en la aniquilacion de todo brote de poder popular (asi es el ente que se encargo de ir exterminando los espacios realmente democraticos, como los batzarres o concejos abiertos, sustituyendolos por su “eficiente” partitocracia, negacion de la mas minima democracia real). Ahora, por mas que se nos quiera hacer creer lo contrario para empujarnos a una renovada adoracion por lo estatal (denominado astuta y falsamente lo publico), el Estado no se esta retirando en ningun lugar del mundo, mas bien se esta fortaleciendo al retirar sus recursos de ciertas empresas, como las dedicadas a “administrar” nuestra salud y nuestra educacion, para encaminarlos hacia otras empresas mas necesitadas de la intervencion estatal en el presente, como los bancos, las empresas financieras, las inmobiliarias… Asi es y asi ha sido siempre, son los Estados quienes deciden que sectores estrategicos deben recibir los recursos (obtenidos en buena parte de la plusvalia que el Estado roba, bajo coaccion, de nuestro trabajo, via impuestos, seguridad social…), y ahora, despues de salvar de la quiebra tantos bancos y grandes empresas, nos encontramos con que el capitalismo presuntamente privado es mas dependiente de los Estados que nunca. Tambien es cierto que el Estado es dependiente en cierta medida del capital privado, ya que ambos, el capitalismo estatal y el privado, actuan bajo una logica parecida: privatizar las ganancias y socializar las perdidas. Claro, que para observar esas cosas hay que salirse de los manuales de economia al uso y del adoctrinamiento universitario y propagandistico, en manos y dependientes, casualmente, del propio Estado.
    Ciertamente, Anonymous no es una organizacion politica, menos aun lo soy yo, que soy un simple individuo con su blog y sus modestas opiniones, pero desde el momento en que decide irrumpir en el proceso electoral con una vision y un discurso concreto, supongo que esa vision y ese discurso son susceptibles de ser criticados o de recibir otra vision y otros aportes.
    Me sigue llamando poderosisimamente la atencion ese afan actual por hablar de bipartidismo, como si el problema estuviese ahi. Recordare una y mil veces que existen otros Estados vecinos, cuyo sistema electoral dificilmente puede tildarse de bipartidista, donde las cosas no pintan mucho mejor. Algunxs parece que quisieran olvidar que la Constitucion que nos somete fue aprobada con el unanime aplauso de la izquierda española del PSOE y el entonces PC, hoy IU, asi como de los sindicatos mayoritarios en el Estado, UGT y CCOO. El problema es que los Estados, aqui y en China, son unas estructuras creadas por las elites y fortalecidas por nuestra propia servidumbre voluntaria (o, cuando esta falla, por la fuerza de las armas), de forma que lo basico jamas sea posible de cambiar desde dentro. La mayor parte de la estructura estatal es inamovible y esta bien protegida de cualquier posible efecto electoral, ya que esta en manos de tecnicxs, expertxs y funcionarixs cuasi-vitalicixs, por no hablar de la estructura principal, ya mencionada, del ejercito, absolutamente intocable. Pero incluso esa afirmacion sobre el bipartidismo es muy cuestionable, y solo habria que echar mano de las sesiones parlamentarias de las ultimas dos decadas para conocer los aportes de esos partidos que no son ni PP ni PSOE.
    El abstencionismo, desde mi optica, es, desde luego, algo mucho mas que una pataleta. En grado de pataleta se queda, para mi, el pedir que se vote a partidos pequeños o nulo, una especie de “estamos enfadados con vosotros, malos politicos, y os vamos a castigar para que reflexioneis y nos escucheis”. La abstencion activa es una actitud diaria que va mucho mas alla de los periodos electorales y que intenta actuar con una logica de construccion de la propia realidad al margen de las instituciones estatales, de socavarlas, hacerlas innecesarias, a traves del apoyo mutuo y de la autogestion diaria de la politica, la economia, el modelo social, la educacion, la salud… en la medida en que la realidad y nuestras propias fuerzas nos lo permiten. Es, o debiera ser, una postura de conciencia total. Las pataletas las dejamos para quienes crean que el sistema actual puede ser “mejorado” y que el problema es de deficit de representacion, y no lo indigno y castrante de reducir al ser humano “corriente” a mero representado.
    En cuanto a que ofrecemos, ya que yo soy yo, solo puedo ofrecer en mi nombre, y ofrezco reflexion para que cada cual opte por su camino. No tengo recetas que vender, aunque si un modelo al que personalmente aspiro, que creo que he dejado ya esbozado a lo largo de las respuestas dadas anteriormente en este mismo articulo. Politizado es distinto que partidista, y considero que toda la sociedad debiera estar fuertemente politizada, es decir, consciente y participativa, responsable y activa, capaz de ejercer por si misma la democracia, que es el poder ejercido por el propio pueblo para conducir sus propios asuntos, con amplio espacio para la libertad individual, no por representantes electos o partidos actuando a modo de presuntos interpretes de esa voluntad popular, basandose en la coaccion y la restriccion de la libertad (empezando por la de conciencia) y no en el convencimiento etico de la propia persona. Para ello, me junto con otras personas con visiones similares e intento participar en aquellos espacios que ofrecen la posibilidad de trabajar en ese sentido.
    El intercambio de opiniones siempre enriquece, asi que bienvenida tu aportacion. Estos temas dan para laaaaargos debates 😉
    Ondo izan!

    • Sin alargar más el hilo, ya se que problema no es el bipartidismo, pero hoy seguramente aprueben la ley SINDE mediante dicho bipartidismo.
      Nosotros no estamos en política, ya que en nuestro colectivo hay gente de derechas, izquierdas y apolíticas, desgraciadamente este año hemos tenido que tomar consciencia de ayudar a gente que lo reclamaba, puede que en el estado Español lo que hagamos parezca light si lo comparamos a las acciones realizadas en Tunez, Egipto, Siria, Malasia, Chile o Wall Street. Además creo (esto ya personalmente) que hay que ir poco a poco y que por ejemplo en España la implicación de la gente llana y agentes sociales es muy muy baja (con el pedazo paro juvenil y no juvenil, y con todo lo que está lloviendo y no pasa nada).
      Por cierto, mucha suerte en la presentación del libro, que como tema común con nosotros tiene el hilo de la libertad de información :))
      Somos el 99%.
      Un saludo

  9. aselluzarraga Says:

    Eskerrik asko. Entiendo y comparto la preocupación, yo mismo he aportado mi granito de arena, seguramente poquito, pero lo que he podido, a la campaña contra la ley Sinde, empezando por autoinculpar este mismo blog como infractor de la ley, jajaja. La lucha sigue, esa y todas las que se nos avecinan. Esperemos que la conciencia aumente en una proporción inversa a la reducción de la falsa felicidad a la que el Estado del Bienestar, esa enorme mentira edificada sobre el Estado del Malestar ajeno, especialmente del Sur Global, había acostumbrado a nuestro trocito de mundo. En la medida en que las dosis de anestesia estatal se reduzcan el dolor de la libertad que nos extirpan a diario se debería sentir más… 😉
    Un saludo

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: