¿Es posible una huelga bancaria?


(Euskeraz)

La posibilidad que voy a analizar aquí no es nada nuevo (y el análisis tampoco va a ser el más profundo del mundo); el año pasado, sin mucho convencimiento, lo confieso, también lo propuse entre un grupito de amistades, si no me equivoco entre contactos del Facebook que entonces mantenía. De las respuestas de entonces, entre otras cosas, me quedó claro que ideas así sólo toman toda su potencialidad en el “primer mundo”, como fácilmente se entenderá.Últimamente, la CGT está proponiendo una huelga de consumo para el 21 de diciembre. Estando de acuerdo con el concepto pero con grandes dudas sobre la efectividad práctica que una acción aislada como ésa pueda tener, ando a vueltas pensando si sería posible ir más allá en ese tipo de convocatorias. Además en este momento podría aprovecharse el empujón de un conocido rostro del sector que hoy en día más moviliza a la gente, es decir, del fútbol. Y es que ha sido la propuesta de Eric Cantoná la que me ha refrescado la idea que aquí propondré.

Pienso que pocxs serán lxs que pongan en duda que son los bancos una de las bases y sustentos principales del capitalismo. Ahora, cuando el mercado “libre” ha provocado la crisis más profunda en mucho tiempo (o al menos eso nos han vendido) y cuando los gobiernos de todo el mundo han puesto lo que tienen y lo que no para salvar especialmente a la banca, aunque para ello hayan tenido que liquidar a lxs trabajadorxs los escasos “avances” de las vías socialdemócratas reformistas de los últimos años, deberíamos tener más claro que nunca que para salir ellos adelante deben hundirnos a nosotrxs y que, por el contrario, si nosotrxs queremos avanzar debemos hundirlxs a ellxs. Por tanto, ¿por qué no ampliar la huelga de consumo a una gigante huelga bancaria internacional? Seguramente es necesarioa pensarlo bien y actuar con tiempo pero, ¿sería posible que todos los movimientos sociales, sindicatos, agrupaciones, partidos… del mundo que se definen como anticapitalistas, o al menos los del occidente enriquecido, fijaran para ello, no un día, sino un par de semanas? Hoy en día debiera ser más fácil que nunca, a través de internet, conectar todos los movimientos que pudieran adherirse, difundir la idea de grupo en grupo, y mostrar que el internacionalismo es algo más que una simple palabra.

Hablar del occidente enriquecido tiene su razón de ser. Como un amigo argentino me hizo observar muy acertadamente, en muchas regiones la mayoría de lxs que estarían dispuestxs a algo así nada tienen en los bancos, o algo insignificante. Entre nosotrxs, sin embargo, debemos admitir que incluso la mayoría de lxs anarquistas estamos amarradxs a los bancos, entre otras muchas contradicciones que la vida diaria nos obliga a tragar.Y además, son los pocos ahorros que nosotrxs juntamos los que mantienen los pies de barro de la banca.

Pensémoslo bien: ¿qué sucedería si se fijara una fecha, pongamos ese mismo 21 de diciembre o el 7 del mismo mes propuesto en el artículo mencionado, y durante una semana todxs lxs que estamos dispuestxs a ello sacáramos el dinero que tenemos en los bancos? Para empezar, algunxs, me dirán que eso es imposible, porque en esta nuestra Europa burguesa hasta lxs más proletarixs tienen unas cuantas facturas -la luz, el teléfono, la hipoteca…- domiciliadas en esas cuentas corrientes y, ¿cuántxs estarían dispuestxs a afrontar el riesgo de quedarse en números rojos y añadir a su precaria situación esas deudas? Tal vez cada cual debiera ver, si no está dispuestx a morir en el intento, cuál sería la cantidad prudente que debería dejar. Pero, por otro lado, en esa huelga bancaria podría incluirse una masiva negativa a pagar las hipotecas. Quizá sólo estoy soñando o el café me ha afectado, pero pensemos: ¿en qué situación económica quedarían los bancos si en pocos días miles de personas sacaran la mayor parte del dinero que tienen y además se negaran a pagar sus hipotecas? ¿Tendrían capacidad para hacer de pronto frente a miles de impagos y obligar a todxs a pagar? En estos momentos en que el mercado inmobiliario está por los suelos, sería para los bancos rentable, o incluso viable o deseable, hacerse con todas esas viviendas y poner a la venta ese peso muerto?

Pongámonos en el mejor resultado, sin salir de Europa: en cada país todxs lxs que estamos dispuestxs atenderíamos a la convocatoria y en pocos días comenzaríamos a pedir a los bancos miles de euros. Tengo muy oxidado lo que aprendí de economía pero por ese poquito que sé la mayor parte del dinero que hoy día se mueve no es material, sino virtual.  Es decir, del dinero que existe en el mercado, en las cuentas, en las transacciones… muy poco existe en papel o moneda real, en torno al 10% si no me equivoco (y con la cabeza que tengo para los números es muy probable que me equivoque, pero para hacernos una idea). Eso quiere decir que si pidieramos a los bancos todo o casi todo el dinero que nos pertenece, no habría liquidez y a los bancos les sería imposible responder a la demanda.  Para poder hacerlo, obligatoriamente, los bancos centrales, en nuestro caso el europeo, tendría que crear más dinero material, con las consecuencias que ello tendría sobre la economía. No sería raro que incluso las personas favorables al capitalismo entraran en pánico, temerosas de quedarse sin dinero. ¿Qué tendrían que hacer los bancos, un “corralito” al estilo argentino? Pudiera ser. Si a eso además le quitamos las hipotecas que esperan, los problemas financieros de los bancos se agravarían, y tendrían que tomar una decisión: ¿gastar un dineral para ejecutar las hipotecas de esos miles que no las pagan, acudir a los tribunales…? Como consecuencia, y siguiendo en el mejor de los casos, si los bancos, o al menos algunos, quebraran, ¿de quién sería la labor de hacer pagar las hipotecas? Quizá, y seguramente esto no es más que un espejismo provocado por la ignorancia, también podría ser la forma de que quienes somos cautivxs de los bancos hiciéramos las viviendas realmente nuestras. De cualquier manera, ayudaría a encender o, en algunos lugares, agudizar un verdadero clima insurrecto anticapitalista. ¿Los gobiernos que parecen ahogados con qué recursos contarían para volver a salvar a la banca? Además, el mensaje para la mafia del FMI y los gobiernos sería claro: para salvaros a vosotros mismos necesitáis nuestro dinero y nosotrxs no estamos dispuestos a dejarlo en vuestras manos, precisamente para que lo utilicéis en nuestra contra.

En el peor de los casos, si respondiera poca gente y no tuviera consecuencias, después de un par de semanas quien quiera que deposite de nuevo su dinero en el banco y lo perdido no sería mucho. Habría valido para ejercitar un poco el músculo insurrecto.  Y para conocer realmente cuántxs estamos dispuestos a derrocar el capitalismo, cuáles son nuestras auténticas fuerzas. En caso de fracasar sólo podríamos culparnos a nosotrxs mismxs. Pero, ¿estamos dispuestxs a intentarlo?

En caso de hacerlo, pongamos una fecha y juguemos serio, sin dar tiempo al enemigo para prepararse pero al mismo tiempo evitando los riesgos de actuar a prisa antes de estar realmente preparadxs y sin organizarnos bien.

Advertisements

3 Erantzun to “¿Es posible una huelga bancaria?”

  1. kaleidoscopico Says:

    Muy buen artículo. Más acciones es lo que necesitamos.
    Lo he copiado en mi blog:http://kaleidoscopico.wordpress.com
    Saludos
    Antonio

  2. aselluzarraga Says:

    buenas antonio, ojala cunda y de frutos 😉 gracias por compartir y difundir.
    s(A)ludos!

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: