Errepresioaren aldeko beste urrats bat – Otro paso más en favor de la represión


Honakoa e-postaz jasotako mezua da. Ez nau harritu, Txileko Gobernuak aspaldi iragarri zuen bere asmoa. Zigorgabetasun garairik beltzenak datoz berriz, baten batek inoiz alde egin zutela uste izan bazuen…

Éste es un mensaje que he recibido por mail. No me ha sorprendido, el Gobierno de Chile anunció hace tiempo su intención. Vuelven los tiempos más negros de impunidad, si es que alguien creyó que habían pasado…

“Nos quieren arrebatar el mínimo desahogo ciudadano frente al abuso institucionalizado.

Para vergüenza de la clase política chilena, la Camara de Diputados acaba de aprobar un proyecto de ley que consta de un solo Artículo:

Artículo único: 

Agregase un nuevo artículo 417 bis al Código de Justicia Militar de la siguiente forma:

417 Bis: El que maltratare de palabras a uno de los integrantes de Carabineros de Chile, en el ejercicio de sus funciones, o con conocimiento de su calidad de miembro de esa Institución, sufrirá la pena de prisión en su grado mínimo más una multa de 3 UTM a beneficio fiscal. (buscar por rol 5969-02)

En este Proyecto, la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados fundamentó asi su necesidad: “Que, el debido entendimiento de esta norma constitucional indica que el bien jurídico lesionado por el ilícito, no es otro que el orden y la tranquilidad en el territorio de la República, al radicarse las palabras ofensivas en un representante de una de las Instituciones garantes de dichos valores ciudadanos, más aún si este se encuentra en pleno cumplimiento de sus funciones.”

Durante la discusión general el General Subdirector de Carabineros, señor Gustavo González fue mas lejos. Manifestó que esta iniciativa pretende proteger a los funcionarios de Carabineros frente a los maltratos de palabras u ofensas de los que fueren objetos. Declaró que el bien jurídico protegido es el Principio de Autoridad, bien jurídico colectivo con el que se significa la protección de que están investidas las funciones públicas en cuanto tales, y que son desempeñadas a través de personas concretas.

Lo anterior -indicó el señor General- se sustenta en las disposiciones constitucionales que erigen a Carabineros de Chile como garante del orden público y la seguridad pública interior, lo constituye en la fuerza pública y le entrega la función de dar eficacia al derecho (artículo 101 de la Constitución Política de la República).

Recordó que las modificaciones introducidas al Código Penal y Código de Justicia Militar (Ley Nº 20.048, sobre el “desacato” y la “sedición impropia”; y Ley Nº 20.064, sobre delitos de maltrato causando muerte y lesiones y amenazas a Carabineros), eliminaron las conductas de desacato establecidas a favor de determinadas autoridades, dejándolas entregadas a la protección que suponen las normas generales que protegen al resto de la población. (Artículos 263 y 264 del Código Penal).

Así, en la discusión parlamentaria de la ley Nº 20.064, se acordó no sólo aumentar las penas a los entonces delitos de maltrato de obra a Carabineros, propuestos por el Ejecutivo, sino también modificar los tipos penales que otorgan protección al personal de dicha institución.

La mencionada ley Nº 20.064, tipificó en forma independiente el delito de homicidio de un Carabinero, y aumentó el mínimo de la pena asignada, en un grado (art. 416 C.J.M). Asimismo, se tipificó separadamente el delito de lesiones ocasionadas a un Carabinero, en forma similar a como está regulado el delito genérico del lesiones del Código Penal, y en el caso de lesiones gravísimas  se aumentó en un grado el máximo de la sanción penal respecto del Código Penal, y en el caso de las menos graves, se aumentó en un grado el máximo de la pena.

Como contrapartida a la protección legal al personal policial, la legislación exige un determinado comportamiento en su relación con la ciudadanía, y su contravención tipifica determinados ilícitos penales (violencia innecesaria artículo 330 del Código de Justicia Militar).

¿Alguien legítimamente puede pensar, que un ciudadano inerme, insultaría gratuitamente a un funcionario, que por ley anda siempre en grupo, que porta armamento de grueso calibre, bastón retráctil, lanzador de gases y un entrenamiento especial para aplicar violencia?
Es un hecho de la causa, que carabineros recibe insultos de grueso calibre, cuando procede con extrema violencia en contra de ciudadanos que exigen sus derechos, que con sus entradas en la mano quieren ingresar al espectaculo deportivo o musical, o por moradores que ven como les rompen sus humildes enseres, al ingresar violentamente a sus hogares sin órdenes de ningun tipo; pero nadie en su sano juicio va a insultar gratuitamente a integrantes de la fuerza pública.”

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: